Sobre la Lealtad

(El término de lealtad expresa un sentimiento de respeto y fidelidad hacia una persona, compromiso, comunidad, organizaciones, principios morales, entre otros. El término lealtad proviene del latín «legalis» que significa «respeto a la ley.»)

Hoy hemos asistido, los que hemos seguido la debacle del PP, por lo demás anunciada sobradamente en estas páginas, del “popular partido” y en el “culmen” de la mentirosa  y eso es poco, lealtad de unos parlamentarios hacia su “Jefe de Filas” el Sr. Casado. Al que muy -esta vez si- solo TRES de sus “compañeros de filas” han acompañado en su salida del hemiciclo. Ese “teatro” de vanidades, y de “vividores” llamado “Congreso de los Diputados”

No son amigos nuestros -nunca lo ha sido- ningún partido político lo es. Pero si hay una condición, entre otras, y a veces mas que otras, que al hombre, y a la mujer, les hace merecedores de respeto, es la DIGNIDAD, y otra la LEALTAD. Ninguno de todos sus “compañeros” salvo esos tres, Y SOLAMENTE TRES! han hecho justicia a esa dignidad que apuntamos al principio de este escrito.

La política es, debería ser: el arte de la gobernación de los pueblos. Basándose en las búsqueda del “Bien común”, de LA JUSTICIA y de la Equidad entre todos. Hoy ya no es así. La muestra la han dado esta misma mañana, todos lo que han dejado solo, a su “jefe de filas”. No diremos nombres, son demasiado conocidos para tener que repetirlos. Y, además no es nuestro ese cometido. Y dejando de lado consideraciones políticas, ha sido esta mañana, el espectáculo más vergonzoso que se ha visto en una “cámara de representantes”. Y aunque hace tiempo que eso es lo que no es, ese “gallinero” de la Carrera de San Jerónimo, por lo menos, por lo menos tenían que tener un poco de RESPETO, y tal vez también un MUCHO de agradecimiento, a aquél que le llevó hasta allí.

Nosotros, que no somos los mejores, y cuyo interés  -mas que demostrado a lo largo de casi 200 años de lucha- no es otro que servir a nuestros compatriotas y a nuestra Patria común, sentimos “vergüenza ajena” por ese MISERABLE comportamiento. Y así lo decimos, y no nos guardamos de ello.

La “Orden de la Caballería”, ya no “esta de moda”. Ahora hay que ser un “sin-escrúpulos”, o algo peor. “Sacar tajada” de donde sea, y como sea. Porque la LEALTAD “ya no se lleva”, y “todo vale” si se trata del provecho propio. Eso es lo que ha quedado claro esta mañana. Y MUY CLARO.

Y, ahora toca “elegir a otro “líder”, que -por lo menos- sea tan ingenuo como este, o casi. Y que se vuelva a “vestir” de aquello que no es, y que sepa “nadar y guardar la ropa” por si acaso -y no apostamos nada- le ocurra lo mismo que al “saliente”. El Sr. Casado.

Nada tenemos contra los hombres, y las mujeres, que defienden sus principios con HONESTIDAD, aunque no sean, ni de cerca, del mismo pensar -y creer- que nosotros. Nada.

Pero si EXIGIMOS RESPETO, y también LEALTAD  a aquellos que se llaman -llamamos- “compañeros”, y a los que confían en nosotros. No se puede pedir más.

Bueno si se puede, pues claro que sí. Pero, eso, lo hablaremos otro día.

                                                         Un fuerte abrazo

Los de Oriamendi.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s